eCommerce Summit & Expo
29 Junio - 1 Julio 2021
ECSE VIRTUAL

Todo lo que necesitas saber sobre el comercio headless

Por: Adriano Silva, Vicepresidente Regional de Commerce Cloud de Salesforce en Latinoamérica


La aceleración en la adopción digital durante el último año ha transformado todas las fases del proceso de compra del cliente, desde que una persona identifica una necesidad, hasta que adquiere un producto o servicio para satisfacerla. De hecho, el año pasado el 70% de las empresas en América Latina reemplazó las experiencias en tienda con experiencias digitales, de acuerdo con nuestro estudio State of Commerce. Esto obliga a que las empresas sean más rápidas al momento de adecuar sus sistemas de comercio electrónico para responder a las necesidades reales del mercado. En este contexto, el comercio headless se presenta como una solución flexible y ágil.

 

Probablemente este término sea uno de los más utilizados en comercio electrónico y, al mismo tiempo, uno de los menos comprendidos. Por esa razón, aclararemos el concepto en este texto, además profundizaremos acerca de sus beneficios y compartiremos algunas recomendaciones para adoptarlo.

 

Primero, ¿qué es el comercio headless?


Tradicionalmente, el comercio electrónico se componía de una aplicación de comercio monolítica, donde la capa de experiencia (ecommerce front-end) estaba completamente ligada con la capa de lógica, de gestión de datos y de integración con sistemas de terceros (ecommerce back-end). Este tipo de estructura limita la innovación, así como el canal de venta, puesto que resulta complicado y costoso crear nuevas experiencias de compra o soportar nuevos canales.

 

El comercio headless separa ambos entornos, front-end y back-end, para mitigar estos inconvenientes. ¿Cómo? A través del uso de APIs, administradores de experiencias y plataformas de integración entre sistemas. Esto ofrece a las empresas libertad para construir lo que quieran y como quieran para enriquecer la experiencia del cliente.

 

¿Cuáles son sus beneficios?


Las empresas que han apostado por contar con sus propios sitios de comercio electrónico suelen tener grandes equipos de desarrollo de IT. El comercio headless viene a cambiar por completo este escenario al permitir trabajar el front-end de manera aislada. Los cuatro principales beneficios de esta tendencia incluyen:

1.    Rápida adopción de los empleados. La simplicidad del comercio headless permite que todos los miembros del equipo puedan acceder y actualizar fácilmente el front-end sin necesidad de contar con conocimientos avanzados, lo que a su vez favorece su adopción.

2.    Herramientas adecuadas para el trabajo. A través de las APIs, las marcas pueden crear experiencias personalizadas, coordinadas y coherentes en todos sus canales, impulsadas por servicios comerciales omnicanal, como promociones, inventario, información de productos, entre otros.

3.    Ahorro de tiempo en los procesos de TI. Dado que los cambios en la interfaz de usuario se pueden realizar de forma ágil, los desarrolladores ahorran tiempo. Además, al utilizar las plantillas headless y las soluciones de socios, los desarrolladores pueden configurar apps de comercio que aumenten la conversión a través de unos cuantos clics o de un poco de programación.

4.    Time to market. Con este modelo, las empresas pueden lanzar nuevas experiencias front-end velozmente. Reaccionar a una nueva tendencia del mercado se puede hacer rápidamente, reduciendo al mínimo el costoso trabajo de desarrollo en back-end.

 

¿Por dónde empezar en el comercio headless?


La realidad es que la mayoría de los desarrolladores no son diseñadores y la mayoría de los diseñadores no son desarrolladores. Las plataformas de comercio headless proporcionan APIs y herramientas para que los desarrolladores creen experiencias coordinadas y coherentes con la marca en todos los canales, en función de una vista única de los datos. Mientras tanto, los equipos creativos se centran en lo que hacen mejor: optimizar la experiencia del usuario y la interfaz para mejorar la interacción y las conversiones del cliente.

 

La flexibilidad que ofrece una plataforma de comercio headless garantiza que los desarrolladores puedan configurar con velocidad y aprovechando la autonomía que otorgan las herramientas, código, APIs y todas las integraciones de terceros.

 

Quien quiera adelantarse en la curva de innovación y rebasar a la competencia, deberá considerar al comercio headless para que la creación de experiencias atractivas para los clientes sea una tarea cada vez más fácil.

 

Para sacar el máximo partido, recomendamos visitar el Developers Center de Commerce Cloud, un portal público para descubrir, compartir y construir aplicaciones de e-commerce. Animamos a los desarrolladores a utilizarlo como fuente de información para crear experiencias innovadoras.