• 6-7 octubre 2021
  • ECSE VIRTUAL

Green shipping; como nueva tendencia del e-commerce

El e-commerce o compras en línea aumentaron considerablemente debido a la crisis mundial del coronavirus, que obligó a muchas empresas a digitalizarse para poder sobrevivir. Sabíamos que este proceso de la digitalización llegaría en unos 10 años, pero debido a la situación se adelantó a pasos agigantados y sin estrategias definidas por parte de las empresas. Estas se vieron obligadas a implementar logísticas de entrega más rápidas y eficaces, aunque pocas lo lograron. Las grandes empresas internacionales de envíos colapsaron al no poder entregar los paquetes a tiempo, los supermercados tenían retrasos de días, por la falta de mercancía, paquetes perdidos, reclamos, envíos fuera de tiempo y devoluciones fueron algunos de los problemas a los que se enfrentaron.

A poco más de un año del comienzo de la pandemia, las empresas siguen reestructurando sus estrategias de e-commerce y logística, ahora se encuentran frente a un posible cliente más informado y con más opciones de compra, esta guerra también ha dejado su huella ambiental de una forma negativa, ya que los envíos masivos aumentaron las emisiones de CO2.

Todo lo ocurrido en los últimos meses trajo consigo un cambio en los hábitos de los consumidores y sus preocupaciones, entre ellas el cambio climático, volviéndose un tema muy relevante. Este tipo de consumidor sostenible busca empresas que sean socialmente responsables con su entorno y medio ambiente, que no contaminen y no se alejen de los objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Te puede interesar ¿Cómo compra el consumidor mexicano vía online?

A pesar de ser una gran tendencia para el 2021, estos cambios de hábitos en el consumidor representan para las empresas un problema, ya que no cuentan con la infraestructura adecuada para la entrega a domicilio que no cause un impacto ambiental, usan vehículos motorizados de combustión y, por supuesto, representa un gasto extra ya que tienen que buscar materiales, cajas o bolsas que sean amigables con el medio ambiente y generalmente son más caros siendo un costo que tendría que asumir la empresa, ya que no todos los clientes estarán dispuestos a pagar, aunque este paso le dará una ventaja competitiva a las empresas que desarrollen este tipo de estrategias.

Varios años de esfuerzos para reducir las emisiones de CO2 se vieron perdidas con el incremento casi inmediato del e-commerce a nivel mundial, algunas de las medidas que deben tomar en cuenta es cambiar la cadena de logística de entrega en cuanto a transportación se refiere. Usar transportes que usen energía 100% renovables, que no usan biocombustibles ya que estos emiten gases de efecto invernadero. Algunos han optado por entregas 100% ecológicas usando solo bicicletas.

Enviar los productos protegidos, pero con una capa menos de embalaje, la mayoría de las empresas usan grandes cajas para enviar pequeños productos, se estima que el 90% de las cajas de papel o cartón irán directamente a la basura, además ocupa más espacio en el transporte de entrega. Puedes usar empaques reutilizables, incluyendo cajas, bolsas de envío, material de relleno e incrementar en tu transportación mayor protección para los productos.

Entrega de las ventas de e-coomerce en puntos estratégicos; ya sea en un punto de venta o en lockers establecidos en algún lugar comercial, con estos las empresas evitarán que el repartidor esté dando vueltas en la misma área, y le da flexibilidad al cliente en cuanto a horarios de entregas.

Ahorro de papel y tinta al dar los tickets de compra y de factura de manera electrónica, los datos de venta se queden almacenados para que el cliente los pueda consultar ya sea por medio de la app o del sitio web, donde se tuvo que haber registrado previamente. Este punto puede traer un doble beneficio, siendo una forma de obtener información relevante de los clientes y así poder enviarles información y promociones por email o mensaje.

La mayoría de los productos que se vendieron en línea salen directos de los puntos de distribución a tu hogar, es decir, el e-commerce logra evitar un paso en la cadena de transportación, evitando más emisiones de CO2.

Otra forma de reducir las emisiones de CO2, es realizar las menos entregas posibles. Algunas empresas han implementado estrategias para evitar el costo de envío y empaquetado agrupando envíos. Esto les permite a los clientes comprar en línea el día en que está algún producto en oferta, tenerlo en su lista de compra y elegir cuando se entregarán, después de haber reunido otros artículos y respetando el predio de la oferta en un cierto periodo de tiempo.

Hay mucho trabajo por hacer para llevar el e-commerce al siguiente nivel. Si quieres conocer otras maneras de mejorar tu negocio en e-commerce te invitamos a leer nuestro blog ¿Por qué el comercio electrónico de América Latina necesita diversificación?

Los vendedores de e-commerce deben comenzar a buscar reducir el impacto ambiental de las ventas en línea, las empresas necesitan hacer una restructuración, y entendiendo la responsabilidad que tienen incrementando las entregas sostenibles para poder reducir el impacto ambiental que ha causado el e-commerce y reforzar su compromiso con el medio ambiente y la sociedad.

Bibliografía

https://hablemosdeempresas.com/empresa/ecommerce-ods/

https://www.ituser.es/actualidad/2021/03/como-reducir-el-impacto-medioambiental-en-ecommerce

https://www.digitalcommerce360.com/2020/03/05/amazon-nixes-green-shipping-proposal-to-avoid-alienating-shoppers/

https://marketing4ecommerce.mx/tendencias-en-ecommerce-para-2021-las-claves-que-marcaran-el-ano-de-las-incognitas/

https://www.entrepreneur.com/article/354041

https://sincla.com/blog/ecommerce-en-2021-las-tendencias-y-cambios/